¿Por qué es tan importante ir al dentista?

¿Por qué es tan importante ir al dentista?
¿Por qué es tan importante ir al dentista?

Alguna vez os habeis preguntado ¿por qué es tan importante ir al dentista frecuentemente? Para cualquier profesional sanitario, la salud bucodental es muy importante.  Pero para muchas personas es algo secundario, mientras no aparezca un problema muy doloroso, muy incapacitante, o muy antiestético.

Es un error esperar a que se produzca un “incendio” para cuidar la salud bucodental. Debería ser una prioridad la prevención y  recibir buenos consejos del dentista de confianza de la familia.

1. PODER DIAGNOSTICAR A TIEMPO.

Diagnosticar a tiempo es lo que en Ciencias de la Salud se llama “Prevención Secundaria”.

Conocer a tiempo la existencia de un problema es tener la ocasión de evitar que éste se complique:

  • Una caries inicial no duele, no suele dar síntomas. Al crecer, destruirá el diente, y se manifestará por las complicaciones: dolor pulpar o del “nervio”, dolor periodontal o del “terreno dental”, intolerancia al frío o dulces, o dolor al masticar.
  • La infección de las encías suele ser crónica o “lenta”, y dar pocas molestias y sangrado. Sobre todo en los fumadores. Puede ser la primera etapa de una periodontitis o “piorrea” , que es una enfermedad que pone en peligro la salud bucodental y la general, ya que actualmente se asocia al riesgo cardiovascular y a la diabetes del adulto, entre otras.
  • El cáncer bucal no da síntomas al inicio. El poder diagnosticarlo en fases iniciales también será importantísimo. Cualquier llaga que no cure en 15 días se ha de revisar. Además, las infecciones bucales, la mala higiene, y fumar predisponen al cáncer bucal.
  • Dientes mal colocados o maloclusiones predisponen a tener una mala higiene, infecciones, y otros problemas . Corregir mediante la ortodoncia estas alteraciones es una de las mejores inversiones que podemos hacer en nuestra salud.
  • Las ausencias de dientes se han de tratar mediante prótesis dental. Hay diferentes sistemas, y el dentista de confianza informará y aconsejará en cada caso. Si no se tratan, se producirán movimientos dentales de acomodación a los espacios, y ello traerá consecuencias negativas siempre. Muchas personas se acostumbran a masticar con menos dientes, y con el tiempo pierden interés en reponerlos.

2. CONTROLAR PERIÓDICAMENTE LA SALUD BUCODENTAL:

 

  • Control de nuestros hábitos. Todas las enfermedades de la boca dependen de las condiciones naturales de cada persona (determinada por su “herencia genética”) y de los hábitos. De los hábitos de alimentación, de los hábitos de higiene, y de fumar. Las visitas periódicas al dentista de confianza de la familia ayudará a mantener correctamente el control de los mismos.
  • Control de la enfermedad periodontal. Cualquier enfermedad crónica ha de ser monitorizada periódicamente. A nadie se le ocurriría no vigilar, por ejemplo, la hipertensión arterial o la diabetes, porque no dieran ningún síntoma.
  • Vigilar la buena adaptación de las prótesis dentales: los pacientes se acostumbran a los desajustes, pero éstos causan problemas.
  • Controlar la correcta posición de los dientes, que será básica para realizar correctamente todas las funciones bucodentales (masticación, fonación, deglución, entre otras).

 

3. EDUCAR A LOS NIÑOS TEMPRANAMENTE en el cuidado de la salud y en adoptar buenos hábitos higiénicos.

 

Si los padres los llevan a la consulta de forma regular desde temprana edad, los niños tomarán confianza e integrarán la revisión odontológica como algo normal. Es un error no llevarles a la consulta “porque no les duele nada” o, “porque los dientes de leche no son importantes ya que se acabarán cayendo” Cuanto antes se acostumbren, mejor van a incorporar actitudes eficaces y saludables. Además, si la primera visita al dentista se hace por un motivo urgente (traumatismo, infección, o dolor), la clínica dental siempre será un territorio desagradable. Costará cambiarlo.

Motivos para no tener miedo o pereza a ir al dentista

1. El dentista puede evitar el dolor.

 

Hoy día es técnicamente posible y seguro. El odontólogo está formado para saber adaptarse al estado de salud general de cada persona, y sabe cuándo hay que consultar con el especialista médico oportuno.

 

 2. El dentista siempre intenta adaptarse a los temores de cada paciente.

 

Sabe que trabajar en la cavidad bucal puede llegar a ser muy incómodo. Lo normal es establecer una relación de mutua confianza.

 

3. Revisiones tempranas niños

 

Si los niños comienzan las revisiones a corta edad (cuando tengan erupcionados y visibles todos los dientes temporales, aproximadamente a sus tres años), es muy probable que establezcan una relación de confianza con su dentista. Si por el contrario debutan en la consulta dental a causa de una urgencia (traumatismo, infección, dolor), costará eliminar los temores y las angustias.

Respecto al coste de los tratamientos dentales

Respecto a los precios de los tratamientos dentales (motivo frecuente por el que no se acude habitualmente al dentista), hay que hacer tres reflexiones:

  • Demorar un tratamiento siempre aumenta el coste, y a menudo, mucho.
  • La salud es una prioridad. De la misma forma que solicitaríamos ayuda financiera ante un gasto imprevisto no asumible, con más motivo para ello.
  • No existen soluciones “buenas, bonitas y baratas”. Al depender del bolsillo privado del paciente, el riesgo de complicaciones graves puede ser alto al creer que sí existen. Hoy día la población está informada de todo lo malo que puede llegar a pasar por no asesorarse correctamente, y son populares las expresiones “odontología low cost” o bien “burbuja dental”.

Autor:

Dr. Francisco Pey Villarejo.

Colegiado 2.303 Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya.

Colegiado  25.565 Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

CENTRO MÉDICO JANOS BARCELONA

Teléfonos: 932002333 / 932002221 / 618018938

Muntaner 338, ent. 1ª

Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies