La Halitosis o mal aliento. Causas y tipos

La Halitosis o mal aliento. Causas y tipos
La Halitosis o mal aliento. Causas y tipos

La halitosis o mal aliento, o aliento desagradable, es un problema social que tienen muchas personas, y que incluso pueden tardar en decidirse a consultarlo a su médico de cabecera o a un especialista.

En caso de tener halitosis es obligada la visita al odontologo para poder tratarla.

  • Por mala higiene bucal o por enfermedades de la boca son las causas más frecuentes, aunque no son las únicas.
  • Halitosis psicosomática, pseudohalitosis, y halitofobia: Por obsesión sin verdadero motivo , suele ser necesaria la consulta a un especialista del ámbito psicológico.

La halitosis verdadera es de origen bucal, y se considera que lo es en un 85 a 90% de los casos. Se debe a producción de determinadas sustancias que producen un olor desagradable. Las principales son los compuestos volátiles de sulfuro (CVS), sobre todo el metilmercaptano, que es producido por bacterias periodontales incluso en ausencia de patología.

Una higiene bucal correcta (cepillado dental, uso de seda dental, y cepillado del dorso de la lengua) disminuye siempre la proliferación de bacterias periodontales y por lo tanto la producción de estas sustancias.

Tipos de  Halitosis

  • Halitosis fisiológica

    • Morning breath : Al disminuir la producción de saliva durante el sueño nocturno, se puede producir el llamado aliento matutino.
    • Edad: Conforme avanza la edad, disminuye la producción de saliva, ello provoca mal aliento. Es más habitual en los ancianos.
    • Entre comidas : También se produce este efecto de halitosis en las personas entre las comidas (la masticación estimula las glándulas salivares), o en situaciones de deshidratación, hambre o dietas hipocalóricas.
    • El tabaco produce un mal aliento característico por sí sólo, incluso antes de causar problemas de salud.
    • Ciertos alimentos producen mal aliento tras ser absorbidos por el aparato digestivo. La cebolla, el ajo, el pastrami, el alcohol, o las dietas de alto contenido de carne y grasas, producen más frecuentemente halitosis.
  • Halitosis patológica de origen bucal o la enfermedad periodontal

Este tipo (también llamada periodontitis o coloquialmente piorrea) es la causa más habitual.

El mal olor lo producen las bacterias causantes de la misma mediante procesos de putrefacción o proteólisis.

La periodontitis es una enfermedad crónica cuya actividad está causada por la higiene dental deficiente.

Su control depende del control eficaz de los hábitos de higiene bucal.

Esta enfermedad puede tener:

  • Fases crónicas (con pocas manifestaciones)
  • Fases agudas (con síntomas molestos, dolorosos, o incluso incapacitantes que ponen en riesgo la salud).

La higiene bucal ineficaz por sí sola también es motivo de halitosis, ya que provoca el acúmulo de bacterias periodontales.

Las reconstrucciones dentales y prótesis deterioradas son un motivo muy evidente de acumulación descontrolada de bacterias.

Infecciones diversas en la cavidad bucal (candidiasis, úlceras aftas o llagas, o abscesos de origen diverso).

La halitosis de causa bucal debe ser diagnosticada y tratada por el odontólogo. Si existe una enfermedad, se deberá tratar lo antes posible aunque no haya producido otros síntomas. No hay que olvidar que la principal causa es la enfermedad periodontal, y habitualmente se encuentra en fases crónicas o de pocos síntomas.

Si no existe otra patología, se deberá mejorar la eficacia de la higiene bucal, o usar como complementos a la misma determinados colutorios o enjuagues, según las circunstancias de cada persona.

 

  •  Causas extraorales de la halitosis:

 

  •  Causas de la esfera otorrinolaringológica, nasales, sinusales, faríngeas o laríngeas.
  • Causas digestivas, que son menos frecuentes de lo que se piensa. Procesos de dispepsia (sobre todo las alteraciones gástricas) pueden producir halitosis, sobre todo si existe infección por la bacteria Helicobacter Pylori. Otras enfermedades digestivas también pueden ser motivo.
  • Enfermedades respiratorias (infecciones principalmente).
  • Enfermedades sistémicas importantes como la diabetes mellitus, enfermedades renales, o hepáticas, entre otras, pueden producir una halitosis característica que puede ser identificada por el facultativo.
  • La fiebre alta y la deshidratación, también, por disminuir la producción de saliva.

La halitosis es un síntoma incómodo que puede ser la primera manifestación de una enfermedad, en un 85 a 90% bucal.

Autor:

Dr. Francisco Pey Villarejo.

Colegiado 2.303 Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya.

Colegiado  25.565 Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

CENTRO MÉDICO JANOS BARCELONA

Teléfonos: 932002333 / 932002221 / 618018938

Muntaner 338, ent. 1ª

Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies