Qué hay que saber sobre la caries dental para proteger tus dientes

Qué hay que saber sobre la caries dental para proteger tus dientes
Qué hay que saber sobre la caries dental para proteger tus dientes

¿Cuál es la causa de la caries dental? ¿Qué tejidos ataca la caries?

La caries es una enfermedad multifactorial.

Se producirá si coinciden 3 factores, no necesariamente con la misma intensidad:

1.- TERRENO: Tejido dental débil.

Muchas personas tienen la estructura de sus dientes genéticamente más vulnerable, y esa característica no se puede cambiar: hay que saberlo y tenerlo en cuenta. En este caso se debe intentar que los otros dos factores actúen con menos intensidad.

Pero podemos actuar mejorando la resistencia de los dientes aplicando flúor. El flúor es uno de los productos de eficacia más demostrada en Medicina y Odontología Preventivas. Aumenta la resistencia de los dientes frente al proceso de la caries. Y lo hace por contacto directo o tópico:

  • El flúor de la pasta dentífrica es el más importante. De hecho, el verdadero y único motivo para usar las pastas de dientes es aplicar flúor sobre la superficie de los mismos.

Las pastas de dientes “no limpian”. Lo más aconsejable, usarlas dos veces al día.

  • Colutorios para hacer enjuagues bucales, geles y barnices adhesivos.
  • Fluorización de aguas y de la sal de mesa. Es una medida muy comprobada en los estudios estadísticos comunitarios. Pero actualmente se sabe que es por el contacto tópico del flúor del agua y de los alimentos cocinados con la misma.
  • Comprimidos para administrar a los niños pequeños como si fueran caramelos, es decir, para mantener el contacto dentro de la boca tiempo posible. Hay unas pautas recomendables para no sobredosificar.

  2.-ACTORES PROTAGONISTAS: HIGIENE DENTAL NO EFICAZ.

La limpieza diaria consiste en eliminar por contacto físico la placa bacteriana con el cepillo y la seda dentales. Es el biofilm que se forma de manera natural cada día sobre la superficie de los dientes, y está compuesto por muchos tipos de bacterias, que pueden variar de unas personas a otras, y en distintas épocas de la vida.

La acumulación de bacterias por mala higiene favorece las caries.

3.-ALIMENTO DE LOS ACTORES: ALIMENTACIÓN PREDISPONENTE.

Los alimentos que más favorecen las caries son los hidratos de carbono simples, pero tomados con frecuencia. Es decir, tomar azúcares a menudo en alimentos y en bebidas dulces.

En cambio, en el otro extremo, están los productos lácteos, que reducen la actividad del proceso de la caries.

Una buena recomendación diaria puede ser sustituir azúcares por cereales cuando se hagan varias tomas de alimentos al día.

¿Qué hay que hacer para prevenir la caries dental?

Los dentistas conocemos a 3 tipos de pacientes:

  • “Sofía”  que es muy cuidadosa y ordenada. No se salta ninguna cita planificada, y, como la conocemos bien, la pedimos que venga a revisarse más a menudo. Pero siempre se lamenta de que sus dientes “se pican con mucha facilidad”, y necesita tratamientos frecuentes para arreglarlos.

A Sofía le explicamos que debe cambiar la fuerza con que esos 3 factores actúan en ella, y le recomendamos:

1- En el terreno dental, sus dientes son débiles, y eso no lo puede cambiar.

¿Como puede mejorar su resistencia?

    • Aplicando flúor:

Que se cepille sus dientes 2 veces al día con una buena pasta dentífrica con flúor. Lo ideal es aproximadamente cada 12 horas. Es la forma más eficaz.

2– Bacterias. Debe eliminar la acumulación de la placa bacteriana:

3- Alimentos cariógenos: a Sofía la recomendamos que:

    • si tiene por costumbre comer varias veces al día, no tome alimentos ni bebidas azucarados a menudo (zumos, refrescos, galletas dulces, golosinas, etc).
    • Que los sustituya por cereales, por ejemplo, que contienen hidratos de carbono de molécula más compleja y favorecen poco las caries.

En definitiva, a Sofía la recomendamos que compense la debilidad natural de sus dientes mejorando los otros 2 factores, Y QUE ACUDA FRECUENTEMENTE A REVISIONES DENTALES.

  • “Pedro”, que es desordenado y poco cuidadoso. No viene a revisarse regularmente, no vigila los tipos sus alimentos (no evita picar dulces a menudo), y nos confiesa que algunos días se olvida cepillarse los dientes. Por supuesto, al explicarle lo que es la seda dental, Pedro sonríe.

Pero Pedro apenas tiene caries, y cuando ha tenido alguna, crecen muy lentamente y siempre se las hemos arreglado a tiempo.

Está claro que Pedro compensa la mala dieta y la mala higiene con la fortaleza natural de sus dientes.

Pero hemos de explicar a Pedro 2 cosas importantes:

    • Ha de revisarse la salud de sus encías. Es muy frecuente conocer a pacientes como Pedro que no suelen tener caries cuando son jóvenes, pero que tienen el “terreno de soporte periodontal” débil y sufren periodontitis . Y si “Pedro” fuma, mucho peor.
    • Con los años, las encías se van a retraer dejando al descubierto las raíces dentales (aunque no exista periodontitis) y esa mala alimentación e higiene de Pedro provocarán caries en las raíces de los dientes, que serán mucho más rápidas y peligrosas.
  • “María” , que acaba de saber que está embarazada. Le acaban de surgir muchas dudas de golpe respecto a su salud, y sobre todo a la de su futuro hijo. Y, mal aconsejada por personas que no son sus médicos, deja de ir a revisarse al dentista.

El embarazo es el mejor ejemplo de cómo un cambio de hábitos empeora la salud bucodental.

La mujer embarazada suele cambiar rutinas diarias de alimentación y de horarios de higiene. Y eso sí que está demostrado que afecta a la salud bucal.

Hay más riesgo de caries y de enfermedad de las encías. Los cambios hormonales aumentan la respuesta inflamatoria de las encías cuando se infectan por mala higiene.

La sabiduría popular acierta  al asociar embarazo y sufrir más problemas bucodentales (“cada hijo me cuesta un diente”) . Pero da una mala interpretación (“robo de calcio materno por parte del hijo”, y otras causas más o menos llamativas y románticas), cuando en realidad el motivo es el cambio de hábitos.

 

A María le aconsejamos:

    • Cepillar sus dientes cada 12 horas con pasta fluorada.
    • Limpiar sus espacios interdentales 1 vez al día con seda dental (antes del cepillado)
    • No tomar azúcares con frecuencia, ni en alimentos ni en bebidas. Ha de buscar alternativas a su gusto.
    • Que acuda a revisión dental con más frecuencia.

Si existe algún problema, se ha de tratar lo antes posible, antes de que se complique y necesite tratamientos más complejos y la toma de medicamentos. El segundo trimestre suele ser un período cómodo para hacer tratamientos que necesiten más tiempo.

    • Que solicite revisión ante sangrado de encías. Los cambios hormonales aumentan la respuesta inflamatoria de la infección de las mismas.
    • Que se mentalice de traer a su hijo a revisión no más tarde de los 3 años. A esa edad ya suelen estar erupcionados y visibles todos los dientes temporales, que son 20. De esta forma, es más probable que el niño asocie la revisión dental a un entorno amigable. Si la primera vez es por una urgencia (traumatismo, infección, dolor), su relación con la clínica dental tardará en ser agradable para él.

¿Por qué es frecuente el retraso en el diagnóstico y el tratamiento por parte del dentista?

Es muy frecuente el retraso en el diagnóstico y el tratamiento de la caries por el dentista, porque:

  • La caries dental no suele doler al principio, hasta que no crece y se complica con:
    • Hipersensibilidad de la pulpa o “nervio” del diente, es decir, una gran molestia dental al contacto con el frío o con el dulce.
    • Infección y dolor pulpar o del “nervio”, al entrar las bacterias dentro del mismo. A veces la infección puede cronificarse y tardar un tiempo en manifestarse.
    • Infección de la encía por retención de bacterias y restos alimenticios entre dientes que tienen caries.
    • Contactos masticatorios inadecuados al producirse movimientos en los dientes acomodándose a los espacios que aparecen al destruirse los mismos.
  • La caries dental normalmente es difícil verla uno mismo ante el espejo en casa, por no decir que casi siempre es imposible. El dentista es un profesional muy especializado que tiene los conocimientos y medios adecuados para diagnosticar.
  • Es muy habitual no acudir a revisiones bucodentales periódicas.

Caries dentales en niños

Es un error no tratar las caries de los dientes temporales “porque se tienen que caer”.

La dentadura de un niño se ha de controlar con más frecuencia que a un adulto, nunca menos de 2 veces al año. El niño pasa por diferentes etapas de maduración bucodental, y los dientes temporales son elementos muy importantes.

  • Los dientes temporales
  • caries pequeñas
  • tipos de caries
  • Inicio de la caries
  • Empaste caries

¿Cuánto cuesta un empaste de una muela?

Reparar un diente lleva su tiempo, y requiere medios y materiales adecuados y sofisticados. Y el odontólogo es un profesional sanitario muy especializado. Hay que desconfiar de costes inferiores a, por ejemplo, cualquier reparación doméstica que solicitemos. Hoy en día son muy populares las expresiones “odontología low cost”, o “burbuja dental”: cada vez la población está más informada de las complicaciones que puede tener buscar tratamientos “buenos, bonitos y baratos” en salud.

Autor:

Dr. Francisco Pey Villarejo.

Colegiado 2.303 Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya.

Colegiado  25.565 Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

CENTRO MÉDICO JANOS BARCELONA

Teléfonos: 932002333 / 932002221 / 618018938

Muntaner 338, ent. 1ª

Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies